Author: admin

Rotundo Éxito de MN Frente a Clarín

Image146Lectores enojados por la causa palestina

La nota de la periodista Telma Luzzani del 14 de noviembre a propósito de la muerte de Yasser Arafat desató el enojo de algunos lectores. En general coinciden en refutar que “la región llamada Palestina fue invadida por diversos imperios”; que “fue mayoritariamente cristiana desde el año 70 cuando los judíos la abandonaron”; que “las potencias vencedoras deciden en la ONU la creación del Estado de Israel en 1948, dividiendo el territorio en mitades”; que dominaba la idea de una “compensación” a los judíos por el Holocausto; y en que “una tercera generación de palestinos tomó la posta dando un paso aún más desesperado al que se sumaron las mujeres”.

Aquí reproducimos fragmentos de algunas de las cartas. Le sumamos las respuestas de la periodista y la del diario

Sorprendido por la “erudición histórica” de la periodista lo único que atiné a hacer fue tratar de compatibilizar los dichos periodísticos con mi conocimiento histórico. Y concluyo en que se trata de una versión sumamente libre e imaginativa de su autora, al punto de re-crear la historia maliciosamente.
Contador Marcelo A. Vaserman

La presente tiene por objeto exigirle que se retracte de las tergiversaciones y medias verdades que ha vertido en su comentario.

Ezequiel Finkelberg

Guido Maisuls y otras firmas

Dudo mucho que por inculta haya escrito semejante cantidad de barbaridades, sino más bien por una clara utilización de su rol de comunicadora social para mostrar una marcada tendencia antiisraelí sino antisemita.
Dra. Mirta Rotman de Knobel

Me parece una forma velada y tendenciosa de ocultar una verdad innegable indiscutible que fue la no aceptación de los árabes de la partición propuesta por la ONU y la declaración de guerra total hacia el flamante estado de Israel. Los árabes eligieron el todo o nada y es por eso que se quedaron con una quinta parte. Colocar a los palestinos como víctimas en ese caso es faltar a la verdad. Ocultar en este caso es mentir.

La historia de los palestinos está llena de sufrimiento, desengaños, traiciones y frustraciones. La muerte de Arafat parece haber despertado el sentimiento de simpatía que produce la desgracia, pero la nota periodística no puede ser una elegía a la que se perdonan mentiras piadosas. Resumiendo: su nota suena en conjunto así: “El pueblo palestino fue permanentemente agredido por otros, desde antiguo. La más reciente de estas agresiones es la judía, hecha con el apoyo inglés. Desde entonces, el pueblo, agredido, viene despertando de a poco. Lo que otros llaman terrorismo no es más que la lucha desesperada por la dignidad”.

Roberto Mandesman

No sé por qué menciona usted que los judíos abandonaron tierra santa. Se me hace difícil de creer. Siempre estudié que fueron expulsados. Además, Palestina nunca podría haber sido cristiana desde el año 70 ya que por entonces estaba bajo dominio romano, imperio que adopta el cristianismo solo en el año 400 aproximadamente.

Javier Alexis Kerner

N de la R: Telma Luzzani nos comenta que en esta nota “como siempre en mi vida profesional, como periodista y académica, trabajé con rigor y seriedad”. Y enumera las fuentes en las que basó su artículo: “Me he basado en los siguientes libros de historia o consulta: Historia del siglo XX (Eric Hobsbawm, editorial Mondadori); Siglo XX (Imanuel Geiss, Erdmute Heller y Dan Diner, tomo III, editorial Siglo XXI, Madrid); Le siecle rebelle (Jean Paul Chagnollaud, editorial Larousse, París); Enciclopedia Británica (Edición inglesa), y la Enciclopedia Hispánica”.

Clarín lamenta que la nota haya lastimado la sensibilidad de algunos lectores. Respetamos todas las opiniones, pero deploramos los agravios y ataques personales que la señora Luzzani, con fineza de estilo, declinó responder. Es una periodista de reconocida trayectoria con la que se puede disentir, pero no poner en duda su profesionalismo.

Los intereses o creencias políticas y/o religiosas no deberían prevalecer en la cuestión del Oriente Medio sobre el desgarrador drama que desangra a esa región desde tiempos inmemoriales y de modo sistemático desde el siglo pasado.

Clarín entiende que el derecho a la libertad de opinión, al libre debate y al pluralismo de ideas forman parte de un contrato implícito con los lectores y con la sociedad. Es un compromiso que mantiene desde hace ya casi 60 años. Y que reivindica, en particular, con aquellos lectores que nos hacen saber su respetuoso disenso.

Categories: Uncategorized

LA AUTORIDAD PALESTINA

Biogra7A principio de los años 90, los EE.UU. condujeron las negociaciones de Israel y la PLO que arribaron a los Acuerdos de Oslo de 1993. Dicho acuerdo ponía en práctica una autonomía en Judea y Samaria y la Franja de Gaza por un período de cinco años. Al año siguiente le fue concedido a Arafat el premio de la paz Nobel junto a Shimon Peres e Yitzhak Rabin.

En 1994, Arafat movió su cuartel general a Judea, Samaria y Gaza para administrar la autoridad palestina. Arafat trajo con él de Túnez a la vieja dirección de la OLP que alentaría el monopolio de todos los fondos de la misma en su sola persona. Las elecciones en 1996 ampliaron el control de Arafat sobre el PA, pero que según los términos del acuerdo de Oslo debería finalizar en 1999. Arafat nunca permitió que las nuevas elecciones ocurrieran.

Mientras que Israel puso en ejecución los acuerdos de Oslo, quitando las tropas de casi todas las áreas palestinas, reconociendo el PA, y educando para la paz, la AP falló completamente en cumplir con su compromiso de renunciar a la violencia y desarraigar el terrorismo antiisraelí. En lugar de ello, apareció una incitación a la violencia sin precedente desde los medios oficiales de la AP de Arafat y en los libros de textos escolares.  La ayuda tanto activa como pasiva de la AP para con los grupos terroristas condujo a una cadena de atentados suicidas a mediados de 1990 asesinando a decenas de civiles israelíes. En octubre de 1996, en una etapa avanzada de los años de Oslo, Arafat gritó a una muchedumbre de Bethlehem, ‘Nosotros sabe solamente una palabra – jihad! ¡Jihad, jihad, jihad! A quien no guste de ella puede beber agua del mar muerto o del mar de Gaza.’

En julio de 2000, el Presidente de EE.UU., Bill Clinton, procuró mantener los acuerdos de Oslo viables convocando una cumbre en Camp David entre Arafat y el primer ministro israelí Ehud Barak. Allí, Barak ofreció a Arafat un estado palestino en Gaza y el 92% (de Judea y Samaria, con su capital en Jerusalem del este) la oferta más generosa que nunca un gobierno israelí haya presentado. Yaser Arafat rechazó la oferta y terminó negociaciones sin una contrapropuesta. El enviado americano Dennis Ross concluyó, ‘Arafat no podría aceptar Camp David… porque cuando el conflicto terminara, la causa que defiende Arafat también terminará.’ [ver también esta entrevista con Ross en Oslo.]

Inmediatamente después de estas negociaciones fallidas, la máquina de los medios del PA bajo

control de Arafat lanzó una retórica de guerra, y se prepararon para el descontrol que comenzó en Septiembre de 2000. La intifada de Al Aqsa lanzada por Arafat continuaría por cuatro años. Esta ola sin precedente de terrorismo, llevaría al asesinato de más de 1.000 israelíes, y más de 140 atentados suicidas palestinos.

Esta etapa de la violencia reveló que Arafat y la AP nunca habían abandonado sus planes de antaño de liquidar el estado judío. Arafat había dicho en una audiencia árabe en Estocolmo en el año 1996, ‘Nosotros planeamos eliminar al estado de Israel y establecer un estado puramente palestino. Convertiremos en inviable la vida judía a través de la guerra psicológica y la explotación de la población… Los palestinos asumiremos el control todo, incluyendo la de toda Jerusalén.’ Asimismo, Arafat explicaba a la muchedumbre surafricana en 1994 que el acuerdo de Oslo era simplemente una táctica para la batalla más grande: destruir el estado judío, una versión moderna del pacto del profeta musulmán Mohammed con la tribu antigua de Quraysh. Faisal Al-Husseini colega de Arafat era aún más explícito, describiendo el proceso de Oslo como ‘Caballo de Troya’ diseñado para promover la meta estratégica: una Palestina del río [Jordán] al mar mediterráneo’ es decir, una Palestina en lugar de Israel.

Categories: Uncategorized

a QUIÉNESE PERTENCEN LAS Tierras SOBRE LAS QUE SE ASCIENTA Gush Katif

Kfrar Darom está ubicado en la región de Guerar donde vivieron los patriarcas del pueblo judío, Abraham Isaac y Iaakov, y está situado en el territorio desigado según la Biblia para la tribu hebrea de Judea. El nombre Kfar Darom es mencionado en el Talmud (Sota 20) como el pueblo en que nació Rabi Elazar ben Itzjak…

Información por Países

CNN y BBC
Más recientemente en 1930, la tierra sobre la cual está situado Kfar Darom fue comprada por Tuviah Miller, un agricultor de citrus. Millar drenó los pantanos y sembró palmeras. Todo fue destruido durante los pogromos árabes contra la población judía entre 1936 y 1939.

En 1945 el Karen Kaiemet LeIsrael compró las tierras de Millar con la intención de establecer un poblado. El día posterior al Yom Kipur de 1946 un grupo de pioneros del Movimiento Kibutziano Religioso comenzó a construir el Kibutz Kfar Darom…

Durante la Guerra de Independencia el nuevo poblado fue obligado a luchar por su supervivencia luego de tres meces de difícil lucha, el lugar fue quedó casi destruido. La moral de los soldados estaba alta, pero una orden de los altos rangos de abandonar el lugar los obligó a retirarse. Esos tres meses le permitieron a las fuerzas judías organizarse. “sabemos que si Kfar Darom no hubiese resistido, y los enemigos hubieses alcanzado Yad Mordejai; Tel Aviv hubiese estado en peligro” (Moshe Netzer, comandante del Segundo Pelotón del Palmaj)

En 1970 un pelotón del Nahal, retornó a Kfar Darom donde se fundó Nahal Kfar Darom. Durante los 20 años siguientes a la Guerra de Yom Kipur el lugar sirvió de base para la creación de otros pueblos en Gush Katif.

El Actual Kfar Darom, fue fundado en 1989 como un pueblo de orientación religiosa. Durante la Primera y Segunda intifada, cinco ciudadanos del lugar fueron asesinados por árabes.

Durante los últimos años se han sumado al lugar unas 40 familias, duplicando la población autóctona.

Categories: Uncategorized

Anti-israelismo oneo-antisemitismo cubano

La Habana exalta el terrorismo palestino y mantiene en la prensa una postura agresiva contra Tel Aviv. Sin embargo, incentiva bajo cuerda el turismo israelí.
por José Albo, Tel Aviv
Información por Países

CNN y BBC
Con el brote de violencia que trajo consigo el movimiento armado denominado “Intifada”, devenido terrorismo en gran parte de su concepto, el antisemitismo renació —allí donde no existía— y se recrudeció allí donde estaba latente. Siendo Israel el país de los judíos y el judío de los países, y debido a que este rebrote dista, en cierta medida, de los ingredientes tradicionales, podríamos catalogar este fenómeno como neo-antisemitismo.

Teniendo como principal componente las grandes masas musulmanas y, dentro de estas, las huestes árabes, se ha alimentado un odio antijudío durante todo el conflicto que rebasa las fronteras del mismo. El antisemitismo tradicional, incubado en la Europa cristiana, es el segundo componente, que a la vez se ha dividido en dos tendencias fundamentales: la de extrema derecha, menor en número y más tradicionalista, que cuenta con su máximo exponente en los movimientos neo-nazis; y otra, mucho más amplia y renovada, localizada en la extrema izquierda, que tras un telón de defensa de las “causas justas”, ha seguido los pasos de las potencias musulmanas —a las que además les une su abyecto antiamericanismo— y ha traído como consecuencia la “interjudaización” del conflicto.

La Habana se ha nutrido, fundamentalmente, de las corrientes musulmanas y de izquierda extrema, que son, además, su principal apoyo en la arena internacional. Producto del cotidiano ataque del régimen castrista al Estado hebreo y del desconocimiento casi total, dentro de la sociedad cubana, de la realidad e historia del mismo, así como de las causas que provocaron el conflicto en el que este vive; y siendo además, lo poco que se informa, viciado y en muchas ocasiones alejado de la realidad, se han creado sólidas bases de anti-israelismo entre la población. Esta podría convertirse en fácil presa del neo-antisemitismo solapado que el régimen ha comenzado a exteriorizar abiertamente en tiempos recientes, a través de sus medios de comunicación.

Nazificación del Ejército israelí

Son pocos los cubanos que tienen acceso a otras fuentes de información que no sean las oficiales y, por tanto, esa mayoría restante, imposibilitada de “beber” de fuentes externas, da una credibilidad inconcebible a cualquier publicación oficial. Ergo, esta única fuente —el gobierno controla y censura los cuatro canales de televisión, todas las emisoras de radio, los más de 20 periódicos y revistas existentes, todas las casas editoriales y todos los portales de Internet de la Isla— es predominante en la formación y desarrollo de su criterio general y en lo que al conflicto respecta, en lo particular.

Si Israel levanta su voz aterrorizado ante las manifestaciones antisemitas disfrazadas de anti-israelismo que frecuentan la prensa europea, quedaría petrificado al conocer aquellas que a diario aparecen en los medios de comunicación cubanos, como el uso cotidiano de los términos genocidio, masacres y asesinatos para caracterizar las acciones israelíes. El nazificar al Ejército y al gobierno israelíes se ha convertido en norma.

En el periódico Granma —diario con mayor tirada en la Isla y órgano oficial del Partido Comunista cubano, en el que en más de una ocasión el propio Fidel Castro o su hermano Raúl escriben los editoriales— pululan ejemplos de satanización. Titulares como “Sharon anuncia continuación del holocausto palestino”, “Lanza Israel operación tipo nazi contra palestinos en Gaza”, “Prosigue genocidio de Israel contra el pueblo palestino”, “Extiende Israel operación genocida en Rafah”, “Ejército israelí prosigue masacre contra palestinos”, “Los soldados israelíes siguen sesgando vidas con odio sin fin”, “Palestina se ha convertido en un enorme campo de exterminio” o “Masacre israelí contra población palestina”, muestran claramente el grado de incitación anti-israelí por parte del oficialismo cubano.

Caricaturas en las que soldados israelíes caen desde un casco que ostenta una esvástica, o donde un cruel y despiadado Sharon siembra muerte con su vara coronada por una Estrella de David, evidencian una extraña similitud con la prensa antisemita, de forma general, y con la árabe en particular.

El uso de noticias amañadas e información, en buena parte poco fidedigna, es otra de las características en la guerra mediática cubana. El 8 de abril de 2002, Granma publicó: “…en Jenín, los helicópteros israelíes abrieron fuego de cohetes sobre la aglomeración debido a que los pobladores locales se negaron a congregarse en la plaza central, igual que hacían los nazis con los judíos durante la Segunda Guerra Mundial”. Lo cual no es sólo una atroz mentira, al no haber sido disparado un solo obús desde el aire y menos aún contra civiles, sino que se compara una operación antiterrorista, reconocida como combate armado por el informe de la ONU y donde murieron 56 palestinos y 23 israelíes, con las multitudinarias masacres efectuadas por los nazis.

A su vez, Juventud Rebelde publicaba el miércoles 2 de febrero de 2005: “la muerte de una niña palestina de diez años, ultimada el lunes por un francotirador israelí”. Sin reparar en que el martes 1 había sido apresado por la policía palestina el labrador —palestino— que realizó los disparos. Tampoco en días posteriores fue rectificada esta información.

‘Nazis, pero les queremos’

La Habana ha mantenido durante las últimas cuatro décadas una agresiva postura para con Tel Aviv. En 1967, el entonces embajador cubano en Naciones Unidas, Ricardo Alarcón, calificó el ataque preventivo israelí como “un ataque sorpresivo (…) al mejor estilo nazi…”.

Pero en concordancia con la política de doble rasero excelentemente ejecutada por la cúpula castrista, en entrevista concedida en septiembre pasado al diario Iediot Hajaronot—primera brindada por un alto funcionario cubano a un medio de prensa israelí en los últimos cuarenta años—, declaró: “existe mucho parecido entre Israel y Cuba, ustedes son un pequeño país rodeado de enemigos y nosotros somos un pequeño país con un enemigo gigante enfrente, EE UU”. Y agregó: “…el hecho de que no existan relaciones diplomáticas —entre Cuba e Israel— es obviamente temporal, esto no interfiere en las buenas relaciones de ambos pueblos (…) mucho antes de lo que piensan existirán relaciones diplomáticas (…) En Cuba queremos mucho a los israelíes…”.

Y personalmente él los quiere tanto que cuando la visita a Cuba de diputados israelíes en el año 2001, cumpliendo una invitación a la Conferencia 105 Interparlamentaria —Cuba, como país cede, se negó a invitar a los israelíes directamente, pero si accedió a que el organismo internacional lo hiciese—, evitó por todos los medios estrecharle la mano al entonces ministro de Justicia, Meir Shitrit, que encabezaba la comitiva.

El único interés de esta cínica expresión es estimular la llegada de turistas israelíes a Cuba, que ya alcanzan la cifra de 8.000 anuales —según fuentes israelíes—, al ser el turismo el principal renglón de la economía cubana.

Un mes después de haber realizado tan “calurosas” declaraciones mostraba su verdadero rostro mientras asistía al acto póstumo de despedida a Yasser Arafat. En su arenga catalogó al Estado israelí de genocida, fascista, exterminador, nazi e imperialista, y a Arafat, como “guerrero que entregó su vida a la causa de la libertad y la justicia (…) [cuya muerte] sirvió para mostrar en su desnudez la crueldad y mezquindad de los opresores de la patria palestina”. Alarcón pidió “el retorno de todos los refugiados a sus lugares de origen, de los cuales fueron expulsados como consecuencia de un genocidio que se practica de manera impune y con la complicidad total de Estados Unidos, desde hace más de 46 años”.

La comunidad hebrea cubana

El gobierno totalitario cubano no se reconoce como antisemita, sino más bien anti-israelí. Lo anterior lo sustenta, entre otras cosas, en las buenas relaciones que mantiene con la pequeña comunidad judía cubana, y que tuvo su colofón con la visita del propio Castro al Patronato de la Comunidad Hebrea, en el año 1998, para el primer día de la Festividad de Jánuca.

Cuatro años antes, se había acordado la salida hacia Israel de los judíos cubanos que así lo deseasen, con la visita a La Habana del Gran Rabino Ashkenazi, Israel Meir Lau. También se basan en el hecho de que algunos judíos han estado presentes en la empresa revolucionaria, destacándose notablemente en política Enrique Oltusky y Fabio Grobart, y en cultura, el Premio 2004 de Literatura, Jaime Sarusky Miller.

El gobierno cubano profesa un odio enfermizo hacia los gobiernos norteamericanos, y por tanto, Israel no puede quedar exento de su “cuota”, como el aliado que es de este. En parte, dada esta “proyección”, es difícil discernir dónde el anti-israelismo cubano se convierte en antisemitismo o viceversa.

Se debe reconocer que, incluso cuando se les pueda clasificar como neo-antisemitas, se encuentran entre los más lights y solapados, y que el único acto de antisemitismo físico conocido ocurrió en el año 1991, durante la Guerra del Golfo, cuando un grupo de estudiantes árabes apedrearon la sinagoga Adás Israel, en la Habana Vieja.

Es también una realidad el que los judíos cubanos, al contrario de muchos de sus homólogos mundiales, no sientan amenazadas sus vidas ni su integridad y menos aún se sientan marginados.

Por otro lado, el Holocausto es impartido a todos los niveles y de forma general no es cuestionado, a pesar de que en 1988 vio la luz el libro de Mahmud Abas (el estrenado presidente palestino Abu Mazen), La otra cara: La verdad sobre las relaciones secretas entre el nazismo y el sionismo; donde se pone en duda el número de judíos que murieron en el Holocausto y los cifra en unos pocos cientos de miles. Más recientemente, se han brindado conferencias sobre el pensamiento del negador del holocausto, el israelí de origen ruso Israel Shamir, al parecer, como pago a su artículo lamebotas titulado Cierto lagarto verde, escrito tras su visita a la Isla en el año 2001.

Si bien el gobierno cubano eliminó oficialmente todo tipo de racismo, incluido el antisemitismo, es un hecho que en su prensa, además del ataque cotidiano a Israel, se incita al antisemitismo y se realizan durísimas declaraciones, que “evidencian” o implican “el poder judío mundial”, al estilo “protocolar zarista”, y que sus periodistas traen a colación citas y artículos de reconocidos portales antisemitas, como es el caso de la web californiana La Voz de Aztlán.

Terrorismo mediático

El artículo “Palestina y Cuba, las coincidencias y las urgencias”, de María Poumier, tomado de Rebelión y publicado por Granma el 26 de mayo de 2003, cuenta con una pesada carga de antisemitismo y es uno de los pocos —o quizás el único— donde se ataca directamente a la comunidad judía cubana, y no al judaísmo mundial, como es norma, catalogándola de “una clase en la que se encontraban numerosos especuladores inmobiliarios, de diamantes y otros agentes comerciales”, y denigrándola porque “es imposible imaginar que el gángster Meyer Lansky, que controlaba el juego y la prostitución florecientes en Cuba, no se encontrara entre ellos…”.

El pasaje que dice: “la influencia, en el Congreso y en los aparatos del Ejecutivo, del poder económico-financiero del llamado lobby judío, que se ha convertido en determinante a la hora de trazar política por los inquilinos de la Casa Blanca”, bien podría aparecer en el portal del Ministerio del Exterior de cualquier país árabe, pero es un fragmento tomado del portal del MINREX cubano, en el apartado dedicado al “Muro de Israel”, y que pertenece al artículo “Cuando los olivos lloran”, de Elson Concepción Pérez, periodista de Granma.

El tratamiento del conflicto como una necesidad demográfica, es otra de las características del neo-antisemitismo, al adicionarle tintes racistas por la supuesta necesidad de preservación de la raza judía. Todo el que conozca la composición étnica del pueblo israelí, entiende que esto no es más que una falacia de izquierdas, en su intento por asirse a algún elemento “sensato” que le ayude a justificar el incondicional apoyo a tamaña gama de asesinos y terroristas.

Esta misma idea es retomada en el artículo de Eduardo Montes de Oca, titulado “¿Por qué Palestina?”, publicado en la revista Bohemia digital, que se alzó con mención en el Forum Nacional de Periodismo de 2003. Este cataloga al pueblo judío como aquel que “había preservado sus tradiciones y, lo que es más importante, su pureza racial durante más de dos mil años de estadía en Europa”, continuando su desdichado relato con las denominaciones de “gran jefe, Abdel Aziz Rantisi (…) y una parca trasmutada en ¿persona? (Ariel Sharon)”.

Y para cerrar con broche de oro su línea anti-israelí con ribetes antisemitas, escribe: “El primer temor avivado por el premier hebreo es el de que ‘los vecinos de Israel quieren echar a los judíos al mar’. El segundo que manipula ‘es el de los judíos de la Diáspora, que eventualmente se verán forzados a buscar un refugio en Israel’. Millones de ellos, muchos asqueados de la agresión israelí, callan y ‘envían sus cheques para el futuro santuario'”.

La satanización continúa cuando habla de “matanzas que, ejecutadas bajo el manto eufemístico de Operación Muro de Defensa, han segado cientos de vidas inocentes”. El antisemitismo mostrado en este artículo desnuda la ceguera de objetividad que el mismo le produce al autor, y una vez más se demuestra hasta que punto el odio produce ineptitud, la cual no permite dilucidar a ciencia cierta dónde se encuentra la línea de la imparcialidad, algo que desgraciadamente se ha vuelto común en el periodismo cubano.

Arnaldo Mesa —periodista con frecuentes apariciones en el programa político Mesa Redonda, que se transmite diariamente en el canal principal de la Televisión Cubana y que cuenta con la participación de la “crema y nata” del periodismo cubano “discutiendo” la “actualidad” internacional— publicó dos artículos en el periódico El Habanero, llamados “¿Cuánto tiempo?” y “Holocausto palestino”, en los que retoma la idea de la raza y el supuesto genocidio que se comete en su favor, plasmando idénticamente en ambos el siguiente pasaje:

“El aniquilamiento del pueblo, de la etnia y la sociedad palestinos se está llevando a cabo de manera racional y planificada (…) El actual régimen de Israel comete genocidio en nombre de la civilización, la paz, la democracia y la libertad. Mata sin ningún cargo de conciencia y justifica el asesinato masivo…”.

El papel de la OSPAAAL

Como contraparte a este desparramo de odio, es imposible encontrar alguna publicación con un enfoque diferente. Los medios cubanos no toman tan siquiera en consideración las someras protestas de la comunidad hebrea cubana —siendo nacionales cubanos y viviendo en los predios del sátrapa tienen que tener mucho cuidado al contradecir la postura oficial— ante las publicaciones de artículos e informaciones verdaderamente bochornosas.

Muchos de los principales periodistas cubanos tienen artículos publicados en el portal de Internet del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), ocupando más del 50 por ciento del total de las publicaciones en español. El FDLP —que cuenta con representación en Cuba, al igual que otros grupos terroristas como ETA— es responsable de innumerables actos terroristas contra la población civil israelí, siendo tristemente célebre el ataque a la escuela de Ma’alot, donde fueron asesinados 25 adolescentes.

Entre los periodistas con artículos en el citado portal se encuentran Arleen Rodríguez Derivet, ex directora del diario Juventud Rebelde, y en el presente editora de la revista cubana Tricontinental, vocera de la OSPAAAL —Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, África y América Latina—, creada por Castro para la exportación de las ideas ”revolucionarias” a los países del Tercer Mundo.

Además, Ulises Estrada Lescaille, director de la citada revista y ex oficial de la inteligencia cubana, quien, entre otras funciones, fue el responsable del trabajo político y la “defensa” de la embajada cubana en Chile, en septiembre de 1973. Siguen la lista María Victoria Valdés-Rodda, periodista de Radio Rebelde, e incluso, Ernesto Gómez Abascal, embajador de Cuba en Turquía —ex embajador en el Irak de Sadam Husein— y funcionario de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Este último, en su desenfrenada carrera por ganar la simpatía Palestina y a la vez despotricar contra lo judío, se refiere a la desproporción en la natalidad entre las poblaciones árabes y judías al escribir: “es una bomba de tiempo, ya que en pocas décadas la población palestina sobrepasará a la judía y ellos (los judíos) no tienen solución para ese problema, solamente matar”.

La OSPAAAL contó con un período de “hibernación” tras el derrumbe del campo socialista y ha sido reactivada en los últimos años. En la “conmemoración” de la NAQBA —catástrofe— palestina, fecha en la que los palestinos niegan el derecho de existencia del Estado de Israel, se publicó la “Declaración de la OSPAAAL por el Día de la Usurpación del Territorio Palestino y la Constitución del Estado de Israel”, pudiéndose leer: “[la OSPAAAL] conmemora el 15 de mayo de 1948 con luto y dolor porque esta fecha recuerda una de las mayores injusticias cometidas en el mundo, el despojo, las masacres llevadas a cabo por las bandas sionistas con el fin de expulsar a la población de su patria y apoderarse de todo el territorio palestino”.

Por otra parte, la revista Tricontinental publicó el 15 de enero de 2004 un comunicado de los asesinos del ministro de Turismo israelí, Rehevan Zehevi (Ghandi), en el cual justifican el hecho y que está enviado desde la cárcel de Jericó en la cual cumplen condena. Como colofón, su director, Estrada Lescaille, mandó una carta de condolencias a Arafat, tras la muerte del líder del grupo terrorista Hamás, el jeque Yasín, émulo de Bin Laden para el pueblo israelí.

En buen argot cubano, se diría que La Habana lo mismo “martilla que banquea”. Por un lado, alimenta y permite su neo-antisemitismo solapado y, por el otro, mantiene buenas relaciones con su comunidad judía, acepta las donaciones realizadas a través de —o por— judíos, principalmente a los sistemas de salud; estimula los lobbys de muchos judíos americanos por la derogación del embargo estadounidense —Steven Spielberg incluido— y mantiene con tintes discretos la importante inversión judía —y dentro de ella la israelí— en sus propios predios.

Categories: Uncategorized

VIDA TEMPRANA

JudioscomodiablosEs irónico que el hombre que personificó el movimiento palestino ni nació en la región que demanda, ni cae dentro de la definición de identidad de su propia organización. Yaser Arafat, cuyo nombre verdadero es al-Husseini-Husseini al-Qudwa-Qudwa Abdel-Rahman Abdel-Raouf Arafat, nació en agosto de 1929 en El Cairo, hijo de un comerciante egipcio del textil. Fue enviado a Jerusalén siendo un niño pequeño para luego volver a Egipto vía Gaza.

A través de su carrera, el pasado egipcio de Arafat fue un impedimento y una fuente de vergüenza personal. Un biógrafo hizo notar hasta 1967, los banqueros occidentales no gustaban de su acento y sus modos egipcios… llegando a utilizar un traductor para que se le entendiese su dialecto árabe.

Cuando joven, Arafat no tomó parte en ninguna de las experiencias formativas del movimiento palestino como la guerra árabe-Israelí de 1948 a pesar de lo cual demandaría un estado del refugiado a lo largo de su vida: “¿Yo soy un refugiado” gritó en una entrevista realizada en 1969-  “¿usted sabe lo que significa ser un refugiado? Soy un hombre pobre y desamparado. No tengo nada, porque me expulsaron y despojaron de mi patria.” (la mentira congénita de Arafat continuaría por décadas.)

FATAH Y LA OLP

A mediados de los años cincuenta, Arafat se unió a hermandad musulmana en Egipto, entonces se ascendió a jefe de la unión del estudiante de Palestina en la universidad de El Cairo. A fiales de los años 50, Arafat se mudó a Kuwait, en donde co-fundo’ Fatah (‘Movimiento Nacional de Liberación de Palestina’ cuyas siglas significan ‘conquista ‘), la facción que ganaría más adelante control del movimiento palestino. Fatah tomó como modelo a los Islamistas, comunistas y los pan-arabistas y se extendió a través de la violencia bruta. “La gente no se siente atraída por los discursos sino por las balas”. (Esta etapa quedó plasmada en la insignia de Fatah –der.- rifles y granadas para la conquista de Israel

Fatah comenzó su entrenamiento de estilo militar en Siria y Argelia en 1964, y al año siguiente intentó sin éxito explotar una bomba contra una importante tubería de agua israelí. La meta señalada de Fatah era la destrucción del estado de Israel -mucho antes de que la guerra 1967 proveyera un pretexto- la organización de Arafat atacó en varias ocasiones los autobuses, hogares, aldeas y las líneas ferroviarias israelíes.

Esta violencia contra civiles israelíes era un pilar del convenio nacional palestino (la carta fundacional de la organización de liberación palestina – OLP), que indica ‘la liberación de Palestina destruirá la presencia sionista e imperialista ‘ y que la ‘ lucha armada es la única manera de liberar Palestina y -por lo tanto- una estrategia y no una táctica.’ (A pesar de los repetidos compromisos palestinos en los años 90 en que anularía estas secciones del convenio, de hecho nunca fue cambiada oficialmente.)

El perfil público de Arafat consiguió un alza en 1968, cuando las FDI atacaran una base terrorista de Fatah en la aldea jordana del al-Karameh-Karameh. Un Arafat uniformado con keffiyah tomó este hecho como una oportunidad de proyectarse como un audaz líder árabe que, a pesar de la derrota de la Guerra de los Seis Días, se atrevió a enfrentar a los israelíes. La imagen pegó, y el número de reclutas de Fatah se elevaron.

Arafat y Fatah consolidaron su poder a través del soborno, la extorsión y el asesinato; y en el Congreso Nacional Palestino en El Cairo de febrero de 1969, Arafat fue designado a jefe de la OLP una posición que nunca abandonaría.

Categories: Uncategorized

LA MENTIRA ES UN VIAJE DE IDA (NO TE SUBAS)

jeruyunivdejeruDe manera inteligente el editor ha realizado un enroque la “causa palestina” -cuyos objetivos nunca son aclarados hasta el final- con la ignorancia de los hechos.

La historia no puede ser puesta en duda, de lo contrario, fenómenos como la negación del Holocausto serían aceptados dentro de la comunidad internacional.

Las respuestas del Editor son muy interesantes aunque no precisamente relacionadas con los señalamientos que se realizaron. (Ver la carta de MN).

– En la carta enviada se refutó que el terrorismo palestino llevado a cabo sin distinciones por hombres mujeres y niños, pueda ser tildado de “paso desesperado”. ¿Publicaría Luzzani que el atentado a la AMIA fue un “acto desesperado” de la Policía  Bonaerense, la Side , Irán o Hizbollah o de quien sea? ¿Cuáles de los libros que leyó Luzzani así lo afirman?
– En relación a “Respetamos todas las opiniones, pero deploramos los agravios y ataques personales que la señora Luzzani, con fineza de estilo, declinó responder”, cabe agregar que Luzzani “declinó en responder” aún las firmes críticas que hasta clarín publica.

– Disentimos con Clarín y afirmamos que puede sin lugar a dudas ponerse en duda su profesionalismo y responsabilidad visto y considerando que al hablar de historia judía no ha revisado una sola fuente que verse específicamente deltema sino que se limitó a libros de Historia del Siglo XX.
Con relación a la “N. de la R”, más de un lector de Clarín vería con buenos ojos que “los intereses o creencias políticas y/o religiosas” así como los sentimientos de odio hacia el pueblo judío, no prevalezcan en la escritura que se realiza sobre Oriente Medio.
Recordemos que los nazis argentinos al mando del Alejandro Biondini han bautizado su página electrónica bajo el nombre “libertad de opinión”. ¿Publicaría el diario Clarín nuevamente a esa cloaca como una fuente de información tal como lo hizo en el pasado?

Categories: Uncategorized

“Israel ha sido un estado expansionista desde su creación”

boukhari 24-10-2001Los bordes de Israel han sido determinados por las naciones unidas cuando se adoptara la partición de palestina en 1947. En una seria de  guerras defensivas, Israel capturó territorio adicional. En nuemerosas ocasiones Israel se ha redesplegado de esas áreas.

Como parte del acuerdo de redespliegue de 1974, i devolvió territorios capturados en 1967 y 1973 a Siria.

Según el tratado de paz de 1979 entre Egipto e Israel, éste último se retiró de la península del Sinai por tercera vez. Ya se había retirado de la zona cuando fuera capturada durante la gfuerra de la independencia y un año después de la guerra de 1956.

En septiembre de 1983, Israel se retiró de bastas zonas del Líbano a posiciones al sur del río Awali. En 1985 completó su redespliegue del país de los cedros, exepto por una fina zona de seguridad al norte de la frontera israelí, la que fue también abandonada unilateralmente en 2000

Luego de firmar un tratado de paz con los palestinos, Israel estuvo de acuerdo en retirarse de territorios capturados a Jordania en 1967. Como  consecuencia de la retirada, en el 40 % de ese territorio fue creada la Autonomía Palestina. Estos acuerdos enmarcados en el Proceso de Paz de Oslo involucraron la retirada total de la Franja de Gaza (ocupada por Egipto), quedando bajo control israelí, las poblaciones judías y los cruces necesarios para garantizar su seguridad

El Primer Minstro Ehud Barak ofreció retirarse del 95% de Judea y Samaria y del 100% de la franja de Gaza a cambio de un acuerdo total con los palestinos. Itzjak Rabin y otros primeros ministros aceptaron retirarse de las alturas del Golán a cambio de una verdadera paz con Siria

 

Categories: Uncategorized

RESPUESTA AL CORREO ELECTRÓNICO DE GOOBAR

En el mail usted despliega una excelente capacidad para esquivar las puntuales preguntas que le realicé. ¿Es acaso ignorancia o malicia lo que lo motiva?

Aunque entiendo que no depende de usted también he esperado en vano la publicación de mi primer carta y de vuestra respuesta.

A continuación algunos puntos que deja sin responder

Le pregunté por qué no menciona la Explanada de las Mezquitas, “el tercer lugar más sagrado del Islam” también como el “primero y más importante del judaísmo”. Usted elude la pregunta y repite que su idea agregando el nombre en árabe. Yo lo acuso de ignorar deliberadamente la historia judía del lugar.
Parece desconocer la diferencia entre actores y espectadores. Cuando le informo el contraste entre sus ideas y la información objetiva, vuelve a esquivar la pregunta. Le explico que según las dos partes en conflicto (palestinos e israelíes) y el mediador (EE.UU.) han admitido la entera responsabilidad de Autoridad Palestina en el comienzo del terrorismo palestino y usted sigue repitiendo las acusaciones a Ariel Sharon. ¿Cuál es su fuente? ¿Documentos? ¿Citas de los protagonistas? No, de ninguna manera, sólo las ideas de algunos periodistas israelíes. Nadie quiere evitar que los periodistas piensen distinto, pero elevar las ideas de las personas en contra de las confesiones de todas las partes en cuestión no es informar sino ocultar la realidad con los preconceptos propios. Yo lo acuso de ocultar la realidad a sus lectores.
De existir, podría haber mostrado pruebas sobre de que la muerte del niño palestino Al Dura fue provocado por los israelíes. Sin embargo usted remite a una organización cuyos informes son anteriores a los últimos informes que absuelven a las FDI. Yo lo acuso de ignorar la información y escribir en consecuencia.
Usted se refiere a la “falta de derechos” en relación a “obligar a una mujer palestina a parir en un puesto de control”. Tanto usted como yo sabemos que eso no es cierto. Casos aislados no construyen dicha supuesta falta. Para que los derechos de un pueblo no existan debe poder probarse que existe una ley que prohíba a las mujeres palestinas atenderse en hospitales o que los soldados tienen la política de detener a las mujeres con dicho objetivo a pesar de la inexistencia de tal ley. Usted carece de los medios que prueben esto. Más aún, el estado judío provee de asistencia médica a palestinos permitiendo su ingreso a su territorio. Por supuesto, esto contradice sus ideas por lo cual todo esto es censurado creando una falsa descripción de la realidad.
Cuando le muestro las encuestas que prueban está equivocada su idea de que la “autoridad de Arafat” está “erosionada”, en vez de mostrarme algún dato (tan sólo uno) objetivo se limita a repetir la misma idea. Otra vez, ante la falta de pruebas y debido a que inventa una realidad inexistente se ve carente de presentar pruebas.
Le solicito pruebas de que Hamas iba a detener sus ataques a Israel… y lo único que puede mencionar es el dato de un medio inglés que dice tener un documento que nunca mostró y usted nunca vio. Casualmente la objetividad de BBC, el medio en cuestión, ha sido severamente cuestionada durante los últimos dos años. El hecho que la organización terrorista Hamas tiene por objetivo explícito asesinar judíos (en su carta fundacional) es nuevamente censurado.
Cuando le pregunto por qué minimiza los asesinatos del terrorista Salah Shehadeh no responde… pero se ocupa de realizar una larga digresión sobre un tema ajeno a mi pregunta: el atentado a la Embajada de Israel en la Argentina.
Usted dice que “jamás comparé los muertos de la AMIA con los de medio oriente” esto una vez más no es cierto: Usted escribió que los familiares de los muertos en los intercambios de fuego con el ejército israelí tratan de preservar la memoria “al igual que los familiares de la AMIA”.
En conclusión, usted refuerza, repite, profundiza sus ideas… pero no pudo mostrar una sola palabra acerca de la disonancia cognitiva entre las mencionadas y la realidad de Medio Oriente.

Esperando tenga datos pueda utilizar para responder.

Sin más, lo saludo

Categories: Uncategorized

ISRAEL NO SE HA RETIRADO COMPLETAMENTE DEL LÍBANO

Arafat_2Israel no se ha retirado completamente del Líbano.

REALIDAD

A pesar de que la ONU ha establecido que Israel se ha retirado completamente del sur del Líbano, Hizbollah y el gobierno de ese país insisten que Israel aún mantiene capturadas las granjas de Shaba.

Este pretexto es el que provee Hizbollah para continuar sus actividades contra Israel. Israel ha construido en la zona arios puestos de control sostiene que esta pequeña porción de tierra fue capturada de manos de Siria. Los sirios sostienen el reclamo de Hizbollah.

En eneero de 2005 el Consejo de Seguridad de la ONU adopt’o una resolución condenando la violencia en la frontera con el Líbano y aceptando que el reclamo libanés “no es compatible con las resoluciones del consejo de seguridad”, y afirmando que Israel en verdad se retiró por completo del Líbano.

“Si ellos se fuesen de Shebaa, no dejaremos de combatirlos. Nuestro objetivo es liberar la Palestina de las fronteras de 1948… [los judíos] pueden regresar de vuelta a Alemania o del lugar de que hayan venido.”

Categories: Uncategorized

JORDANIA, LÍBANO Y TÚNEZ

Biogra6A finales de los años 60, los palestinos fuertemente armados y conducidos por Arafat, crearon un mini-estado terrorista dentro de Jordania, no atacando solamente blancos civiles israelíes sino también tomando control de la infraestructura jordana.

La tensión alcanzó su pico a fines de 1970, cuando rey Hussein de Jordania se resquebrajó bajo la presión de la facciones palestinas. Durante este sangriento conflicto, conocido como ‘ septiembre negro ‘ , los palestinos secuestraron cuatro aviones occidentales y volaron uno en El Cairo (ver foto a la derecha), poniendo en aprietos a egipcios y jordanos explicando que ‘enseñará a los americanos una lección por la ayuda de muchos años a Israel’. Con la amplia publicidad que esto generó, Arafat había llegado a una escala mundial.

Cuando rey Hussein expulsó las facciones de Arafat de su reino (causando miles de muertos civiles), volvieron a establecerse en el Líbano. Como en el caso de Jordania, Arafat pronto provocó una guerra civil en el país anfitrión y que previamente era estable. Simultáneamente, la OLP lanzó ataques intermitentes contra ciudades israelíes desde posiciones meridionales libanesas.

Yaser Arafat trajo entonces los atentados terrorista del alto-perfil contra occidental. En Septiembre de 1972, los terroristas de Fatah secuestraron y asesinaron a 11 atletas israelíes en los juegos olímpicos de Munich. Y en 1973, Arafat pidió a sus cómplices en el Khartoum, secuestrar y asesinar a embajador Cleo Noel y a otros dos diplomáticos de los EE.UU.. (en 2004, el FBI finalmente abrió una investigación oficial contra Arafat por dichos asesinatos.)

Las metas políticas del Arafat se dispararon junto con su aparición en las altas esferas mundiales gracias a la violencia insensible: En 1974, fue el primer representante de una organización no gubernamental en presidir una sesión plenaria de la Asamblea General de la O.N.U (ver fotografía a la izquierda) en el discurso , con un arma amarrada a la cintura, Arafat se comparó a George Washington y Abraham Lincoln. Los jefes de estados árabes declararon a la OLP el único legítimo representante de todos los palestinos, la PLO recibió la calidad de miembro en la liga árabe en 1976, y antes de los años ‘80 fue reconocido completamente por las naciones europeas.

En 1978-82, las FDI invadieron el Líbano para desarraigar a los grupos de la OLP que tenían aterrorizada a la población norteña israelí. Los Estados Unidos propiciaron un alto el fuego bajo el cual Arafat y la PLO lograron salir de Líbano; Arafat y la dirección de PLO se establecieron eventualmente en Túnez, que seguíría siendo su centro de operaciones hasta 1993.

Durante los años ‘80, Arafat recibió ayuda financiera del dictador iraquí Saddam Hussein, permitiendo así, reconstruir la golpeada OLP. Esto le fue particularmente útil durante la primer intifada palestina en el 1987 cuando Arafat tomó control de la violencia desde lejos… Arafat entonces se convirtió en el único líder del mundo en apoyar a Saddam Hussein en la guerra 1991 del Golfo. (Saddam compensaría más adelante esta lealtad enviando cheques por U$S 25.000 a las familias de los terroristas suicidas.)

Categories: Uncategorized