Month: December 2006

VIDA TEMPRANA

JudioscomodiablosEs irónico que el hombre que personificó el movimiento palestino ni nació en la región que demanda, ni cae dentro de la definición de identidad de su propia organización. Yaser Arafat, cuyo nombre verdadero es al-Husseini-Husseini al-Qudwa-Qudwa Abdel-Rahman Abdel-Raouf Arafat, nació en agosto de 1929 en El Cairo, hijo de un comerciante egipcio del textil. Fue enviado a Jerusalén siendo un niño pequeño para luego volver a Egipto vía Gaza.

A través de su carrera, el pasado egipcio de Arafat fue un impedimento y una fuente de vergüenza personal. Un biógrafo hizo notar hasta 1967, los banqueros occidentales no gustaban de su acento y sus modos egipcios… llegando a utilizar un traductor para que se le entendiese su dialecto árabe.

Cuando joven, Arafat no tomó parte en ninguna de las experiencias formativas del movimiento palestino como la guerra árabe-Israelí de 1948 a pesar de lo cual demandaría un estado del refugiado a lo largo de su vida: “¿Yo soy un refugiado” gritó en una entrevista realizada en 1969-  “¿usted sabe lo que significa ser un refugiado? Soy un hombre pobre y desamparado. No tengo nada, porque me expulsaron y despojaron de mi patria.” (la mentira congénita de Arafat continuaría por décadas.)

FATAH Y LA OLP

A mediados de los años cincuenta, Arafat se unió a hermandad musulmana en Egipto, entonces se ascendió a jefe de la unión del estudiante de Palestina en la universidad de El Cairo. A fiales de los años 50, Arafat se mudó a Kuwait, en donde co-fundo’ Fatah (‘Movimiento Nacional de Liberación de Palestina’ cuyas siglas significan ‘conquista ‘), la facción que ganaría más adelante control del movimiento palestino. Fatah tomó como modelo a los Islamistas, comunistas y los pan-arabistas y se extendió a través de la violencia bruta. “La gente no se siente atraída por los discursos sino por las balas”. (Esta etapa quedó plasmada en la insignia de Fatah –der.- rifles y granadas para la conquista de Israel

Fatah comenzó su entrenamiento de estilo militar en Siria y Argelia en 1964, y al año siguiente intentó sin éxito explotar una bomba contra una importante tubería de agua israelí. La meta señalada de Fatah era la destrucción del estado de Israel -mucho antes de que la guerra 1967 proveyera un pretexto- la organización de Arafat atacó en varias ocasiones los autobuses, hogares, aldeas y las líneas ferroviarias israelíes.

Esta violencia contra civiles israelíes era un pilar del convenio nacional palestino (la carta fundacional de la organización de liberación palestina – OLP), que indica ‘la liberación de Palestina destruirá la presencia sionista e imperialista ‘ y que la ‘ lucha armada es la única manera de liberar Palestina y -por lo tanto- una estrategia y no una táctica.’ (A pesar de los repetidos compromisos palestinos en los años 90 en que anularía estas secciones del convenio, de hecho nunca fue cambiada oficialmente.)

El perfil público de Arafat consiguió un alza en 1968, cuando las FDI atacaran una base terrorista de Fatah en la aldea jordana del al-Karameh-Karameh. Un Arafat uniformado con keffiyah tomó este hecho como una oportunidad de proyectarse como un audaz líder árabe que, a pesar de la derrota de la Guerra de los Seis Días, se atrevió a enfrentar a los israelíes. La imagen pegó, y el número de reclutas de Fatah se elevaron.

Arafat y Fatah consolidaron su poder a través del soborno, la extorsión y el asesinato; y en el Congreso Nacional Palestino en El Cairo de febrero de 1969, Arafat fue designado a jefe de la OLP una posición que nunca abandonaría.

Categories: Uncategorized